martes, 21 de abril de 2009


1ª Entrega de:
115 Anécdotas en la vida de los Santos


Bernadette McCarver Snyder es una escritora, esposa y madre de familia, que vive en Missouri (EE.UU.).
Desde hace algunos años, se ha hecho famosa por sus artículos periodísticos y sus varios libros, que combinan una sólida espiritualidad con una forma chispeante, un agudo sentido del humor y un especial talento para dirigirse al público juvenil.
En 115 Anécdotas en la vida de los Santos; editada en Argentina por Grupo Editorial Lumen, impresa por Establecimiento Gráfico LIBRIS S.R.L, en el año 2003, pero en EE.UU. en el año 1993; Bernadette ha recopilado datos (cosa no fácil, debo decir) divertidos e inesperados sobre los 115 santos de este libro, que a lo largo de la historia han dejado huella en las personas cristianas.
Estas historias, alfabéticamente ordenadas, brindaran otra visión de estos personajes, estos seres especiales, que en muchos de los casos llegan con un toque de humor, sorpresa, aventura, heroísmo, hazañas audaces, sacrificio e incluso misterio.


Dicho libro me pareció interesante compartirlo con ustedes, y porque no, que a su vez lo compartan, de una forma sencilla, con los más chicos.
Al final de cada historia, la escritora ha puesto un comentario, a modo de moraleja si se quiere, los cuales incluiré como forma de reflexión y respetando sus escritos.
Iré transcribiendo de una en una, hasta completar las 115 anécdotas.
Espero que les guste.

Acá va la primera…

Adelaida


¡Esta santa tuvo una vida llena de buenas y malas noticias!
¡Buena noticia! Cuando tenía dieciséis años, Adelaida contrajo matrimonio con el rey Lotario de Italia y se convirtió en reina.
¡Mala noticia! Tres años después su esposo murió y corrió el rumor de que había sido envenenado por un hombre llamado Berengario. Éste se hizo cargo del gobierno y envió a Adelaida a prisión.
¡Buena noticia! Un año después, el rey alemán Otón invadió y recuperó el reino, dejo a Adelaida en libertad y se casó con ella. Tuvieron tres hijos y estuvieron casados durante casi veinte años. Adelaida era muy inteligente y asumió un papel activo junto a su esposo en la administración de los asuntos de estado. Cuando Otón murió, su hijo Otón II se convirtió en rey.
¡Mala noticia! La esposa de Otón II, Teofanía, estaba celosa de Adelaida y no la trataba bien. Luego Otón II murió y su pequeño hijo Otón III se convirtió en rey y Teofanía ocupó el cargo “regente” (la persona que gobierna hasta que un rey niño crece). Una vez que estuvo a cargo, Teofanía echó a Adelaida de la corte. Pero pocos años después, Teofanía también murió. Entonces Adelaida regresó a la corte como regente de su nieto y una vez más fue una soberana prudente y comprensible. En medio de una vida llena de altibajos, Adelaida fue siempre una mujer buena y piadosa que ayudó a los pobres e impulsó la construcción de muchas iglesias y monasterios. ¡Ella tuvo la capacidad de transformar su MALA SUERTE en BUENA SUERTE y se convirtió en una SANTA!


Muchas personas tienen vidas llenas de “buenas y malas noticias”. Algunos sólo se concentran en las malas. Actúan en forma pesimista, se quejan siempre y se excusan a sí mismos. Otros se concentran en las buenas. Sonríen, aprovechan al máximo cada, día convierten los limones en pastel de limón y llevan una vida feliz. ¿Qué clase de persona quieres ser?

3 comentarios:

  1. Hello. greet and wish you health and eftichia
    I saw the blog sas, good prototypo. Michalis

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hello Michalis! Thank you for his visit and commentary.
    A cordial greeting.

    Pd:I do not speak English .. pardon.

    ResponderEliminar

Te agradezco que te tomes tiempo para leerme...
Y ¡Gracias Totales! por dejar tu comentario.